¿Qué es un estímulo fiscal y un crédito fiscal a la IDT?

Estímulo fiscal vs Crédito fiscal

Básicamente, un estímulo fiscal es una forma en que los contribuyentes pueden reducir o exentar el pago de algunas contribuciones. En México, existen diversos estímulos fiscales que apoyan a los contribuyentes del ISR en la reducción tributaria por la realización de gastos o inversiones en las actividades que la política pública desea incentivar, como la promoción de actividades cinematográficas, artísticas, deportivas y también de Investigación y Desarrollo de Tecnología.

Dichos estímulos corresponden a la asignación de un crédito fiscal, el cual corresponde al monto en dinero a favor del contribuyente que puede deducir de su cuota tributaria al momento de pagar sus impuestos.

Ambos conceptos a pesar de tener distintas descripciones no son ajenos uno del otro, ya que trabajan de la mano.

Entonces, ¿Qué es el Estímulo Fiscal a la Investigación y Desarrollo de Tecnología (EFIDT)?

Es una reducción en el monto de la deuda fiscal de los contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta, que se hace efectiva al momento de realizar sus aportaciones tributarias ante el SAT. Tiene su base en el art. 202 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, en donde se asigna un presupuesto de 1,500 mdp en créditos fiscales que ponen a disposición de las empresas que invierten de forma sistemática en IDT.

Este Estímulo Fiscal se otorga a través de un Comité Intersecretarial integrado por el CONACYT, la SHCP, el SAT, la Secretaría de Economía y la Presidencia de la República, quienes evalúan las solicitudes de los contribuyentes de acuerdo con los requisitos y lineamientos del programa EFIDT. El objetivo de este estímulo fiscal, es incentivar la inversión privada en investigación y desarrollo experimental, como una forma de fortalecer la competitividad de la industria a través de la ciencia, la tecnología y la innovación.

¿Qué crédito fiscal ofrece el EFIDT 2019?

Es la forma en cómo se materializa el estímulo fiscal y como se mencionó, es un monto en dinero a favor del contribuyente que puede deducir de su cuota tributaria (su deuda) al momento de su declaración fiscal del ejercicio en curso.

El programa EFIDT 2019 otorga un crédito fiscal equivalente al 30% de la diferencia incremental en los gastos e inversiones en IDT del solicitante, respecto al monto promedio de los gastos e inversiones en los tres ejercicios fiscales previos al año en el que se solicita el estímulo. Este crédito fiscal es intransferible y puede alcanzar un monto de hasta 50 millones de pesos con una vigencia de 10 años.

¿Se tiene que pagar ese crédito fiscal?

Un crédito fiscal no es crédito financiero que genere un compromiso de pago o gastos financieros, sino de una reducción en la carga fiscal de los contribuyentes, autorizada por el Comité Intersecretarial del EFIDT a las empresas que participan en tiempo y forma durante el periodo en el que se mantiene abierta la convocatoria. La autorización del crédito fiscal es resultado del cumplimiento de requisitos técnicos y normativos de un proyecto de inversión en IDT, que genere los productos tecnológicos y de investigación definidos en las Reglas de Operación y Lineamientos del Programa. Las empresas que cumplen con estos lineamientos, pueden lograr una reducción en el pago de sus impuestos de hasta 50 mdp.

¿Por qué es importante este estímulo fiscal?
Porque representan un incentivo para las empresas que invierten de forma sistematizada en IDT como parte de su estrategia de negocios. Con esta inversión, se busca incrementar la proporción del Producto Interno Bruto (PIB) dedicado a investigación y desarrollo experimental, que es el indicador que indica, a nivel internacional, el nivel del esfuerzo de un país en ciencia y tecnología. En México se ha buscado desde hace varios años, alcanzar el 1% del PIB nacional y, aunque la inversión pública ha aumentado desde el 2009 con la transferencia de recursos a empresas para el desarrollo de proyectos de innovación, los recursos invertidos por el sector privado han disminuido desde ese año (CONACYT, 2015). En la primera edición del programa reactivado en el 2017, el resultado de inversión en IDT fue positivo, ya que por cada peso otorgado por el gobierno como incentivo fiscal, la industria invirtió $4.7 en ciencia y tecnología.

Si quieres saber más sobre cómo obtener un crédito fiscal por la obtención de un estímulo fiscal que fortalezca las finanzas de tu empresa, ponte en contacto con nosotros, somos especialistas en el programa EFIDT y estamos listos para apoyarte en el proceso de participación, asesoría en el diseño de propuestas y la pre-evaluación de proyectos para corregir puntos débiles y aumentar así sus probabilidades de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *